Turismo Ponferrada
Puente Cubelos

Ponferrada y sus puentes

Ponferrada no puede entenderse sin sus puentes. A ellos debe su origen y su nombre, y a sido gracias a ellos que ha sido posible su crecimiento.

Fue el obispo Osmundo de Astorga quien mandó construir un puente hacia el año 1086, con la intención de facilitar el paso de los peregrinos del Camino de Santiago. El puente debía de estar provisto de unas cadenas de hierro, para “facilitar” el pago del pontazgo, y que le otorgarían el nombre de ‘Ponsferrata’.

Este puente, que con toda probabilidad es el puente Cubelos o de la Puebla, fue el que permitió, durante muchos cientos de años, cruzar el Sil, hasta que el siglo XX se construyeron los puentes García Ojeda, Puente de Hierro y el del Centenario.

El puente García Ojeda se inauguró en 1971 con el objetivo de desahogar el tráfico de la carretera Madrid-La Coruña, y la necesidad de comunicar la parte alta de la ciudad con la baja por otro punto.

No hubo que esperar de nuevo siglos para la llegada del tercer puente, llamado originalmente como puente de Hierro también conocido como puente de los Faraones o de Celso López Gavela, su construcción servía de conexión entre el barrio de Las Huertas y el barrio de los Judíos.

Ya en el nuevo milenio, la ciudad estrenaría su cuarto y último paso sobre el Sil, el puente del Centenario, en las proximidades de la antigua central eléctrica de la MSP que hoy alberga La Fábrica de Luz. Museo de la Energía.

Sin embargo, no es el Sil el único río de la ciudad de Ponferrada, el paso del Boeza también ha sido muy importante. El llamado Puente Boeza es de uso exclusivamente peatonal.

Publicaciones relacionadas

Noche Templaria 2019

turismo-ponferrada

Conjunto Los Barrios de Salas

turismo-ponferrada

La Noche Templaria

turismo-ponferrada

Esta web utiliza cookies propias o de terceros. Al continuar con la navegación usted acepta el uso que hacemos de ellas Acepto Más información